Skip to content

Danzad, danzad malditos…

mayo 4, 2009

Trazabamos circulos alrededor de un moai imaginario, mientras nos envolvía el manto amargo del polen. Los ojos enrojecidos de mirarnos y seguimos bailando hasta el quinto amanecer conocido. La sal pasó a ser algo común en nuestros cuerpos, algo que llevabamos de largo.

Bailes enojados y gritos del alma, saltos tristes del corazón, susurros seguidos de lágrimas. Cuando nos venció el sueño, para entonces, llegaron con abrigos de sonrisas pero no se quedaron se fueron otra vez,  dejandonos helados y tristes. Por entonces ya leíamos la mismisima mano del oráculo, que con gran enojo nos largaba una balada agarrado al mastil de una escoba mañanera. 

Un momento después, las miradas eran cartas de amor que ibamos pasandonos y recorríamos la trinchera con locura infantil y nos llovían las piedras. 

Besos.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Zapat permalink
    mayo 5, 2009 11:04 am

    ¡Qué bien te leo!
    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: